top of page
  • Farah Chávez

Diferencia entre gramaje y grosor


Es importante distinguir entre el gramaje del papel y el grosor de

la hoja. De hecho, si bien es cierto que a un gramaje más alto, a menudo, le corresponde un grosor mayor, también es cierto que este último puede variar dependiendo de diversos factores:

  • El tipo de producción: al igual que el gramaje, el tipo de producción elegido por la fábrica de papel podrá conferirle al papel una densidad mayor y, por tanto, un grosor menor de la hoja; o una densidad más baja, produciendo una hoja de papel con un grosor

  • La cantidad de fibra de papel presente: el papel es una estructura compacta de fibras obtenidas de árboles, ya sea mediante procesos químicos (celulosa) o con procesos mecánicos (pasta de madera). Una cantidad elevada de fibra de madera puede aumentar el grosor del papel.

  • La adición de determinadas sustancias: algunas fábricas de papel, para reducir el uso de celulosa y obtener un efecto visual y táctil insólitos, añaden determinadas sustancias a la mezcla de papel. Este es el caso del papel ecológico Laguna —hecho con algas de la laguna de Venecia— o el de otros tipos de papel ecológico realizados con residuos orgánicos de naranjas, café, maíz y aceitunas.

  • Por lo tanto, queda claro que dos hojas con el mismo gramaje puedan tener un grosor diferente, según el tipo de producción y de composición del papel.

Tipos de papel: por qué es importante conocer el gramaje


Ya sea para la impresión de tarjetas de visita o de un libro, para la realización de un expositor publicitario o de un folleto, para cada producto existe un gramaje recomendado. Elegir mal el tipo de papel en el que imprimir tu proyecto gráfico o editorial puede arruinar el efecto final. Por ejemplo, si eliges un gramaje demasiado bajo para un catálogo publicit

ario, las páginas serán demasiado transparentes, dejando entrever las imágenes impresas en el otro lado de la hoja.

Por ejemplo, para la impresión de tus tarjetas de visita, te recomendamos un gramaje de 280, 300 o 350 gramos, aunque también puedes elegir el que prefieras entre los gramajes disponibles.



Gramaje de 90 g/m2


El papel de 90 g/m2 está dentro de la categoría del papel uso mano, y es un papel natural sin maderas que no se ha sometido a ningún tratamiento químico. Es ideal para imprimir cantidades elevadas de texto, obteniendo una impresión bastante ligera y de grosor reducido. Se suele utilizar en color blanco o marfil para las páginas internas de los libros y para la impresión de documentos o de papel con membrete.


Gramaje de 130 g/m2 El papel con gramaje de 130 g/m2 es adecuado para la reproducción de imágenes a color de alta calidad y se puede usar para la impresión de revistas satinadas, folletos, pósteres y folletos plegables. Es bastante resistente al paso del tiempo y puede presentar acabado mate o brillante.




Gramaje de 170 g/m2

Es el gramaje de una cartulina bastante ligera, que garantiza una buena consistencia y un resultado cromático excelente. Es ideal para la impresión decatálogos, presentaciones, certificados y pósteres. Está disponible en versión estucada, ecológica o reciclada, y puede presentar un acabado brillante, satinado o mate, según el tipo de papel.


Gramaje de 350 g/m2 Esta cartulina semirrígida está indicada para la realización de tarjetas de visita, cubiertas, etiquetas, tarjetas e invitaciones. Su elevado grosor garantiza una buena resistencia y una excelente duración.



Gramaje de 380 g/m2

Es una cartulina utilizada para embalaje de productos, cubiertas y carpetas rígidas, expositores de mesa y etiquetas. Es un material caracterizado por una óptima resistencia a golpes y a deformaciones.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page